Julio Verne, la ficción y el pesimismo

Julio Verne, la ficción y el pesimismo

in De libros

Es escritor francés Julio Verne, es sumamente renombrado en la literatura mundial. Entre sus obras más famosa, (algunas las hemos visto en el cine) son: Viaje al centro de la tierra” (1864), De la tierra a la luna (1865), Veinte mil leguas de viaje submarino (1870) y La vuelta al mundo en 80 días (1873). Es considerado junto con H.G Wells como padre de la ciencia ficción, por sus variadas obras de aventuras.

En 1904 Verne escribe Dueño del mundo, en sus últimos años de vida, y han descrito que en esta etapa el francés es notado con una visión pesimista del hombre, y esta obra deja visto.

Julio Verne, la ficción y el pesimismo

Algo o alguien aterroriza a la Unión Americana de 1900

El detective John Stock ha sido enviado a desentrañar un caso misterioso que ocurre en el Estado de Carolina del Norte en los Estados Unidos de Norteamérica. Una cumbre llamada Great-Eyry ha atemorizado a los habitantes de la región porque ha presentado fuego en su cúspide. Era imposible escalar esa montaña y no se sabía si allí había un cráter que acababa de despertar.

Mientras tanto un nuevo asunto llama la atención de las autoridades federales de los Estados Unidos. Un extraño coche ha circulado por diversos estados de la Unión a velocidades inauditas para aquel entonces, se dice que el mismo diablo conduce este vehículo, todos los intentos por detener este móvil han sido en vano.

La Ficción

Sorprendentemente, en otro estado de la Unión Americana creen haber visto a un animal enorme en un lago llamado Erie. Algunos creen que pueda ser un monstruo como el del Lago Ness, pero la pregunta que aqueja a las autoridades ¿Cómo ha llegado ese animal allí, si ese lago está rodeado de montañas?  Los más realistas saben que se trata de un submarino dotado de la más alta tecnología, y los rumores de las personas de que el automóvil y el submarino son una misma máquina un mismo inventor, dejan mucho que pensar.

El investigador John Stock también es enviado a tratar de darle solución a estos misterios, piensa que alguien posee una máquina única en su tipo, capaz de dominar los elementos. Mientras tanto, el mundo desea comprar este invento, y ofrece millones de dólares al inventor, que permanece anónimo. John, con grandes influencias y mucha suerte logra dar con la máquina y su inventor.

Julio Verne, la ficción y el pesimismo

Julio Verne, la visión pesimista

La lucha de los países por comprar e invertir en tecnología para superar a las demás naciones, ese sentido de competición, de alarma y prevención bélica, de deseo de poder sobre la naturaleza (que ya se anunciaba en Robur el Conquistador) y el desastre total derivado de ese anhelo, son sentimientos que Julio Verne ya comenzaba a ver en el hombre en sus últimos años de vida.

Un año después de la publicación de Dueño del mundo, Julio Verne fallece en 1905. Seguramente si hubiera vivido más, lo veríamos aún más pesimista en su literatura, pues se acercaba ya el holocausto que significó la Primera Guerra Mundial.

Si te gusta la ciencia ficción o has leído a Julio Verne, un clásico de la literatura universal, te invitamos a que leas Dueño del Mundo y nos compartas tus comentarios.

Comentar es gratis

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo último de De libros

Ir Arriba